jueves, 23 de abril de 2009

Las plantas medicinales de los Andes de Bolivia

Las características ecológicas y culturales de los Andes de Bolivia ofrecen variedad de prácticas respecto a la medicina tradicional, cuyos protagonistas son las plantas medicinales. Se conocen alrededor de 3.000 especies de plantas medicinales identificadas y verificadas en los herbarios del país; sin embargo, las investigaciones no han abarcado la totalidad de las etnias, quienes son los que poseen este conocimiento. En este sentido, la cultura Kallawaya aparece como el líder, pues ha contribuido al conocimiento del uso y manejo de plantas medicinales de la región y con importantes medicinas para la humanidad. El conocimiento tradicional sobre las plantas medicinales contiene elementos esenciales, tales como: sistemas empíricos de clasificación, reconocimiento de hábitat de cada una de las especies y técnicas tradicionales de cosecha, almacenamiento, preparación y suministro de estas plantas a la población. Actualmente, la ciencia médica refuerza el conocimiento tradicional respecto a las bondades de las plantas, logrando identificar sustancias químicas con propiedades terapéuticas, antimaláricas y leishmanicidas. Es así, que estos recursos genéticos representan oportunidades para impulsar el desarrollo económico, enmarcado dentro la sostenibilidad y equidad social. Estos recursos genéticos necesitan ser conservados junto al conocimiento tradicional que se tiene sobre ellos con continuas investigaciones.

Los Kallawayas

La práctica que desarrollan los kallawayas data de hace miles de años. Los conquistadores españoles reconocieron que sus conocimientos eran superiores a los de la medicina occidental.

En el seminario ?Historia y patrimonio en la cultura Kallawaya?, realizado en la casona Santiváñez del 26 al 27 de septiembre, Rolando Magnani Chaca, explicó que para las terapias, los Kallawayas usan elementos de los reinos mineral, animal y vegetal. En la atención a los pacientes hablan un idioma secreto y sagrado y conciben al ser humano como un ente con cuerpo, alma y espíritu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada